MÓVIL NÓRDICO

¡Buenos días! Hoy os traigo un tutorial super sencillo y con un resultado ideal! Desde Loctite me retaron a crear un proyecto con su nuevo producto Kintsuglue. Se trata de una masilla flexible que existe en dos colores: blanco y negro.

En cuanto supe que se podía mezclar tuve claro que quería hacer algo con efecto marmolado y efecto terrazo, y como estoy redecorando mi dormitorio me decidí a crear una pieza decorativa para la pared de estilo nórdico.

Para hacer este DIY necesitas: masilla Kintsuglue blanca y negra, cuerda, cutter o cuchillo, rodillo (tipo fondant), cortapastas, palitos de madera (de unos 2,5 mm de diámetro) y bolitas de madera (opcional).

MARMOLADO

Mezcla a partes iguales un sobre de masilla Kintsuglue blanca y una negra. ¡Ojo! No vale mezclarlos de cualquier forma. Haz un churrito con cada color y enróscalos tal y como muestra la foto.

Presiona con los dedos para que se mezclen un poco los colores pero con delicadeza porque no queremos una mezcla completa sino un efecto veteado.

Haz un nuevo churrito con la mezcla y compáctalo, tal y como se ve en la imagen.

Pasa el rodillo con suavidad y a continuación presiona con un cortapastas con la forma que más te guste. Yo utilicé un círculo.

Finalmente, haz dos perforaciones con el palito de madera para poder pasar la cuerda después y colgarlo.

TERRAZO

En este caso toma un sobre y medio de masilla Kintsuglue del mismo color, por ejemplo negro. Extiendelo un poco sobre una superficie plana presionando un poco con los dedos.

A continuación, corta trocitos pequeños del color contrario, en este caso blanco. Y si quieres conseguir mas realismo mezcla un poco de masilla negra con blanca parta conseguir un gris y corta también pequeños trozos de este color.

Los trocitos no hace falta que sean iguales, de hecho, el efecto es mucho mejor si son irregulares y de distintos tamaños.

Reparte con cuidado estos trocitos sobre el bloque de masilla monocolor y una vez estén bien repartidos pasa el rodillo por encima para que se integren en el conjunto.

Repite ahora los últimos pasos del caso anterior. Corta la pieza con un cortapastas y realiza dos perforaciones con un palito.

Quiero dedicar un pequeño comentario a cómo limpiar los restos de este material. Cuando empecé a mezclaros me dio la sensación de que la masilla negra desteñía un poco. En realidad lo que ocurre es que van quedando restos de material en capas muy finas por eso para eliminarlos, es mucho mejor pasar un pasar un papel de cocina y limpiarlos en seco que aplicando agua o algún otro producto líquido.

Una vez realizadas todas la piezas hay que dejarlas secar durante al menos 24 horas. Una vez seca esta masilla ya no es moldeable pero sigue siendo flexible de modo que estas piezas creo que encajarían muy bien por ejemplo como llavero. Yo al menos no soy muy cuidadosa con lo que llevo en el bolso y si el llavero fuese duro y quebradizo seguro que lo rompía.

Para terminar une las piezas como más te guste. Yo además intercalé alguna bolita de madera para darle un toque mucho más nórdico.

Espero que os haya gustado y …¡que os animéis a hacer uno!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*